martes, 27 de septiembre de 2011

Seguiré adelante.

Siempre supe que las segundas oportunidades no fueron buenas, que eso de lo bueno se hace esperar siempre tendrá sentido, es una frase con trampa, vamos a ver, es obvio que después de la tormenta viene la calma y que después de que te rompan el corazón, por muy negativo, pesimista o pocas ganas que tengas vendrá alguien que lo cure, y que haga desaparecer u olvidar todas y cada una de las heridas, y si, son heridas son heridas que nos duelen como a los niños cuando se caen en el asfalto y limpian el suelo, porque es asi, porque tu vas motivado por la vida, siendo feliz, siendo completamente feliz y cuando te lo esperas, o no, te caes, te comes el suelo y duele, duele y lloras, y si no lloras lo finges y si no te jodes y te comes poco a poco por dentro pero después, después siempre habrá alguien mejor, alguien que merezca más la pena que quien te hizo daño, alguien que traiga la calma a tus días de tormenta, alguien que incluso te enseñe que el arcoiris es más bonito aun de lo que ya lo viste, alguien que te enseñe que las tormentas, incluso pueden ser bonitas.


2 comentarios:

  1. Es curioso lo que he sentido al leer esta entrada, es como si te hubiese contado todos mis problemas y hayas querido animarme, espero que sigas escribiendo entradas igual de bonitas y bien escritas; eres grande en este mundo de palabras, y no merecemos perder una buena bloggera como tú! ;)
    Un saludo y que sepas que eres bienvenida por mi blog siempre que quieras! :)

    ResponderEliminar
  2. Me encanta tu blog, está muy muy muy bien!
    Enhorabuena. Que sepas que aquí tienes una seguidora más y que sigas así.
    Un beso enrome. Y espero que sigas y te gusta mi blog, http://espositolanzanirubio-mar.blogspot.com/
    Gracias.

    ResponderEliminar